• 672 288 537
  • info@santahenar.es

Salsas

Salsas Santa Henar

Las Salsas en la cocina son como la chispa de la vida. No pueden faltar.

Porque cuando tus platos empiezan a ser tristes y aburridos, hay que darles color y sabor: ajoaciete, salsa Mery…..

Una de las mejores opciones que encontrarás son las Salsas Caseras de Santa Henar. Siguen recetas tradicionales y están elaboradas con ingredientes de primera.

Las podrás guardar en la nevera e ir gastándolas poco a poco en todos aquellos platos que necesiten un nuevo toque de sabor.

Ajoaceite Santa Henar

Si te gustan los sabores caseros, te recomendamos probar el Ajoaceite o Allioli Santa Henar. 

El ajo aporta intensidad y lo hace perfecto para huntar sobre pan recien tostado, pudiendo así apreciar todo su sabor.

Se convertirá en la salsa imprescindible para tus platos de carnes o entre pan.

En arroces secos de marisco o pescado, como el arroz a banda o en la fideuá, acompañan  perfectamente, aportando un giro total al paladar. 

Salsa Mery Santa Henar

Cuando tus platos empiezan a parecerte tristes y monótonos, es señal de que has de poner en tu vida Salsa Mery Santa Henar.

Pérejil y ajo finamente picados y pasados por el mortero. Cuando la consistencia es la idónea, entonces añadimos un chorrito generoso del mejor aceite que tengas. ¡¡ Tachán !!

Como aliño a pescados es perfecto, pero si te atreves a utilizarlo como base para sofritos incluso de carne…estarás pasando a otro nivel. Pruébalo y ya me cuentas.

Ajoarriero Santa Henar

Aunque hemos añadido el Ajoarriero Santa Henar a este apartado de salsas, lo cierto es que el Ajoarriero no es una salsa en si. 

Bacalao, patata, ajo y aceite de oliva (del bueno), son la base de su elaboración. De sabor potente pero suave, sin abusar del ajo. 

El buen ajoarriero se hace bien machado en el mortero, consiguiendo esa consistencia de pasta que  lo hace ideal para huntarlo en pan o “picar” del plato con picos o regañás.

Si lo sirves como aperitivo o plato único, te daré un consejo: pica bien 1 ó 2 huevos y lo echas por encima a la hora de emplatar, y si además le añades unas nueces lo bordarás. ¡ Buen provecho !